HIDRATACIÓN: ANÁLISIS DESDE UN PUNTO DE VISTA GENÉTICO

HIDRATACIÓN: Análisis desde un punto de vista genético.

Existen pruebas que tradicionalmente aparecen en el calendario internacional que resultan atractivas para los deportistas por la dureza de las mismas y por someter al organismo de sus participantes a condiciones extremas. Es el caso, por ejemplo, de las reconocidas Maratón des Sables (carrera) o de la Titan Desert (BTT).

La Marathon des Sables se autodefine como “la carrera a pie más dura del planeta”(1) . Se trata de una competición abierta a todo tipo de corredores sobre una distancia de aproximadamente 250 kilómetros repartidos en 6 etapas, en las cuales debes portar tus alimentos y ser autosuficiente durante el transcurso de cada una de las etapas. Si esto no fuese suficiente, hay que añadir que se disputa en el desierto del Sáhara con una temperatura media de unos 30ºC y con picos por encima de los 50ºC. ¿Quién dijo miedo?

Por su lado, la Garmin Titan Desert(2) desarrolla su recorrido también en tierras africanas con algo más de 600 kilómetros divididos en 6 etapas sometidos igualmente a condiciones extremas que abarcan desde la alta montaña al desierto más auténtico.

La capacidad de adaptación de cada individuo a estas duras condiciones de calor durante un ejercicio extenuante depende de una gran cantidad de factores, y en nuestro ADN se esconden una gran cantidad de secretos que van a condicionar esa capacidad de adaptación.

En el libro “The Sports Gene” de David Epstein(3) se menciona la dificultad que tenía Paula Radcliffe a adaptarse a las altas temperaturas y su dificultad para rendir en pruebas que se disputaban en verano. Paula es la actual poseedora del record mundial del maratón con una marca de 2h15min25seg y del 10.000, con una marca de 30min21seg.  Además la atleta británica ha ganado 7 maratones en algunas de las sedes más importantes del mundo (3 veces en Nueva York, 3 veces en Londres y una vez en Chicago), disputadas en condiciones meteorológicas no demasiado exigentes. Sin embargo, Paula erigiéndose como una de las más grandes atletas de todos los tiempos en una disciplina donde el domino africano es contundente, sorprende que no se haya subido al pódium en esta disciplina en unos Juegos Olímpicos. En Atenas 2004 se retiró en el kilómetro 36 después de sufrir problemas estomacales y en Beijing 2008 terminó en una discreta 23ª posición después de sufrir calambres que la obligaron a parar durante el recorrido. Algunas declaraciones que Paula recoge en su diario(4) de la carrera de Atenas son:

Decían que la temperatura era de 39ºC pero la temperatura sobre el asfalto era de 45ºC”

“En condiciones normales tomo 100ml de cada botella. En Atenas estaba bebiendo entre 200-250ml””

“Después de cada botella me encontraba algo mejor durante un corto intervalo de tiempo”

De forma general, las complicaciones más comunes por deshidratación durante el ejercicio se pueden resumir en los siguientes puntos atendiendo a la pérdida de peso durante el ejercicio:

  • Pérdida del 2%: descenso de la capacidad termorreguladora.
  • Pérdida del 3%: disminución de la resistencia al ejercicio, calambres, mareos, aumento del riesgo de sufrir lipotimias e incremento de la temperatura corporal hasta 38 grados.
  • Pérdida del 4-6%: disminución de la fuerza muscular, contracturas, cefaleas y aumento de la temperatura corporal hasta 39 grados.
  • Pérdida del 7-8%: contracturas graves, agotamiento, parestesias, posible fallo orgánico, golpe de calor.
  • Pérdida mayor de un 10%: comporta un serio riesgo vital.

Existen también otras complicaciones relacionadas con el desequilibrio electrolítico relacionado con la sobrehidratación como es la hiponatremia en la que un descenso de las cantidades de sodio por sudoración unido a unas pautas de hidratación incorrectas durante un ejercicio de larga duración puede provocar daños muy graves al organismo, por exceso de agua en el interior de las células, especialmente en las del cerebro.

En el extremo contrario, están apareciendo estudios en los últimos tiempos que apoyan la hipótesis de una hipohidratación para ejercicios de una duración menor a 60 min, donde el descenso de rendimiento no aparece y por otro lado se evitan las molestias gastrointestinales que afecta a algunos atletas.

En definitiva, es de especial importancia conocer las peculiaridades de cada individuo, así como las características de la prueba que va a realizar para establecer las pautas de hidratación que debe seguir.

En relación a las características propias de cada atleta, la genética tiene mucho que decir. En un estudio(5) realizado en un triatlón distancia Ironman (3,8swim-180bike-42run) se comprobó que portar una determinada variante genética predisponía a los atletas a perder una mayor cantidad de peso durante la prueba.

En concreto se trata del SNP BDKRB2, ubicado en el cromosoma 14. Analizando este SNP de los 428 finisher se encontraron sujetos con tres perfiles diferentes (Sujetos -9/-9, Sujetos +9/-9, Sujetos +9/+9) y se observó que pertenecer a un grupo o a otro predisponía a una mayor o menor pérdida de peso por deshidratación durante la prueba.

En este sentido los sujetos con el perfil genético +9/+9 son propensos a una mayor pérdida de peso (>5%) por deshidratación durante el mismo esfuerzo.

Creemos que puede ser interesante contar con este tipo de información que te previene de problemas durante el ejercicio que realizas en tu día a día.

Puedes conocer tu perfil genético sobre la hidratación y otros muchos aspectos relacionados con la actividad física fácilmente en www.unikme.com .

¡Te invitamos a conocerlo!

 

WEBGRAFÍA Y BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.

(1).- http://www.marathondessables.com/MDS-official/en/

(2).- http://www.titandesert.es/

(3).- http://thesportsgene.com/

(4).- http://www.paularadcliffe.com/serialisations-that-day/

(5).- Saunders CJ et al. Dipsogenic genes associated with weight changes during Ironman Triathlons. Human Molecular Genetics, 2006, Vol.15, No.20.

 

No hay comentarios

Deja un comentario